“Y sin embargo se mueve”, habría murmurado Galileo Galilei tras pronunciar su discurso abjurando de la idea herética del movimiento de la Tierra alrededor del sol. Casi cuatro siglos después, el mundo está en pleno movimiento. Si todo lo sólido se desvanece en el aire, es porque el movimiento se convirtió en el elemento rector de la época moderna. ¿Cómo podemos entender el actual desplazamiento de personas, objetos e ideas? ¿Qué significan el “giro de la movilidad” y la consciencia del mundo móvil? Las variadas facetas de la movilidad, incluyendo su relación con las estructuras fijas de la inmovilidad que la sustentan, indican que habitamos un planeta movedizo, formado de “interespacios” donde los grupos se juntan y disuelven a gran velocidad. Las distintas entradas en este libro constituyen una magnífica contribución para nuestra comprensión de las movilidades contemporáneas, en particular en América Latina. 

EDITORES
Nuestra historia
 
 
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now